Probablemente lo has escuchado anteriormente, pero ¿qué es la endometriosis?

El endometrio es otra palabra para el revestimiento del útero que derrama flujo menstrual todos los meses. La endometriosis es una condición donde crece tejido similar al del útero en otras partes del cuerpo. El cuerpo comienza a deshacerse de este tejido, pero como no tiene a donde ir, puede mucho dolor.


Las mujeres lo han descrito como “si un demonio estuviera rasgando del interior hacia afuera la pelvis” y “un elefante estuviera utilizando tacones y caminando encima del útero”


Este tejido mal ubicado usualmente crece en los ovarios, en las trompas de Falopio, en el revestimiento del abdomen e incluso en los intestinos o en la vejiga[1].


Sin embargo, estos síntomas no son solo físicos. “Para mí, la endometriosis ha tenido un efecto mental y emocional”, una de las mujeres nos dijo. Esto es especialmente difícil en el mundo actual, donde conseguir acceso a tratamientos es más complicado de lo usual.

¿Qué causa la endometriosis?

Ciertos genes y toxinas en el entorno son las posibles causas de la endometriosis[2]. También hay problemas que te ponen en alto riesgo, como la historia de la pelvis en las anteriores generaciones o la menstruación retrógrada. Esta es una condición donde la sangre de tu periodo empieza a ir al revés, en lugar de salir de tu vagina, fluye hacia atrás por las trompas de Falopio hacia la cavidad pélvica. Esta sangre contiene células endometriales, las cuales se pegan a las paredes de la pelvis y otros órganos, donde estos comienzan a aumentar y sangrar durante cada periodo menstrual.

Señales y síntomas de la endometriosis.

Las señales y síntomas de la endometriosis son variados, algunas mujeres son muy afectadas, mientras que otras solo tienen algunos o ningún síntoma notable[3]. Los síntomas van desde un cansancio extremo, infecciones vaginales hasta infertilidad. Se puede aprender más en los artículos acerca de cómo la fertilidad puede ser afectada por la endometriosis.

El periodo y la endometriosis.

Cuando estás en tu periodo, el cuerpo instruye al tejido del endometrio para que comience a derramarse. Pero si tenés endometriosis, el tejido fuera del útero no tiene ningún lugar a donde ir (al contrario del tejido del periodo, el cual es común que el flujo salga por la vagina). Esto llega a generar periodos muy abundantes e irregulares y periodos con flujo muy abundante, así como inflamación y dolores muy extremos en el estómago y pelvis. En algunos casos, esto conduce a cicatrices y quistes.

Dolor de endometriosis.

Otro síntoma de la endometriosis es el dolor.  Puede ser dolor en tu estómago o espalda que se vuelve peor durante el periodo, durante o después de tener sexo, cólicos menstruales intensos que te detienen de realizar tus actividades diarias, cuando orinas o haces caca durante el periodo. Te podés sentir enferma o experimentar constipación, diarrea o sangre en tu orina durante tu periodo. Son cosas que te pueden asustar cuando las notés, pero es la manera en la que tu cuerpo te avisa que hay algo a lo cual necesitas prestarle atención.


“Me volvió loca. Me preguntaba cómo era posible estar tan enferma todo el tiempo, todos estos síntomas sucediendo al mismo tiempo”

¿Cómo se trata la endometriosis?

Si bien la endometriosis es una condición crónica (que significa que persiste por un largo tiempo) hay maneras de manejarla. En la mesa de noche ten antiinflamatorios como ibuprofeno, que usualmente manejan el dolor. Las píldoras anticonceptivas pueden ayudar también, al parar a los óvulos de liberarse, haciendo los periodos más ligeros y menos dolorosos[1]


En cuanto a tratamientos quirúrgicos, se puede realizar una cirugía no invasiva la cual puede mejorar los síntomas y la fertilidad[1], o bien, algunas mujeres eventualmente deciden tener una histerectomía, donde remueven el útero[1].

Tener un diagnóstico para la endometriosis.

La endometriosis puede venir con diferentes síntomas y tomar años de diagnóstico, ¡el promedio es de 7.5 años! [4] Algunas mujeres con endometriosis sufren con varios síntomas que pueden dificultar su manejo y estos síntomas se pueden entrometer en que vivan la vida al máximo. Es por eso que algunas finalmente tienen alivio cuando obtienen un diagnóstico.  Tal y como lo dijo una mujer, “Finalmente tengo un nombre para el dolor. Un nombre para los calambres que me debilitan tanto cada mes”.


La única manera para tener un diagnóstico de la endometriosis es por medio de una cirugía no invasiva, donde por medio de una cámara de investigación en el área pélvica. Pero antes de esto, pueden realizar una investigación externa, interna, escaneos y exámenes de sangre, o bien, una combinación de la mayoría.

Llegar y obtener apoyo.

Si bien la mayoría de las mujeres son afectadas por la endometriosis, muchas no obtienen el soporte que necesitan. Esto es porque la condición suele pasar desapercibida o cuando es percibida suele decirse que “tienen un dolor menstrual muy malo”. Como resultado, las mujeres sienten que su dolor no es tomado en serio y se sienten ignoradas. Esto genera que se aíslen y sientan que son las únicas con el problema.


Dentro de las 176 millones de mujeres en el mundo 10 son afectadas por la endometriosis, no estás sola.


Contactá a tus amigas y familia, incluso si es un tema incómodo. Hablar al respecto te ayudará e incluso puede que algunas de tus personas cercanas hayan experimentado de primera mano con la endometriosis. No solamente van a saber por lo que estás pasando, pero además te van a apoyar en caso de que necesités un doctor.


Si reconocés alguno de estos síntomas y sospechas que tienes endometriosis, saca una cita con el doctor o ginecólogo para obtener más información. Ellos van a explorar formas de aliviar el dolor y afrontar los síntomas.


Comprensiblemente, según las directrices de cada gobierno, los tiempos de espera para las citas y cirugías pueden ser más largas de lo usual. Si es difícil visitar al doctor en este momento, considera solicitar una cita por teléfono o videollamada en su lugar.



[Referencias]


[1] https://www.nhs.uk/conditions/endometriosis/treatment/

[2] http://www.nhs.uk/Conditions/Endometriosis/Pages/Causes.aspx

[3] https://endometriosis-uk.org/sites/default/files/files/Information/Understanding-endometriosis.pdf

[4]  https://endometriosis-uk.org/endometriosis-facts-and-figures

Responsabilidad médica

La información médica contenida en este artículo se ofrece únicamente como recurso informativo, y no debe utilizarse ni utilizarse con fines de diagnóstico o tratamiento. Consulte a su médico para que le oriente sobre una condición médica específica.