Imagen de una chica meditando sobre un fondo amarillo - Saba

Es el día 1, tu menstruación comienza, y es posible que estés tan cansada que con sólo pensar en hacer una tostada te hará apagar de un golpe el despertador. Para el día 15, tu humor estará mejor y la vida no está tan mal como parecía. ¿Te resulta conocido? Bienvenida al excitante mundo de las hormonas.

Analizamos cómo cambian los niveles de las hormonas durante el ciclo y cómo esto afecta lo que haces y cómo te sientes.

Tendrás un promedio de 450 períodos a lo largo de tu vida.

Cuenta lo que dura tu ciclo desde el día en que comienzas a menstruar hasta el día anterior al que comience tu próximo ciclo. Así que, también tendrás un promedio de 450 ciclos. El ciclo normal dura 28 días, pero entre 21 y 40 días también es normal.

¿Por qué parece que estuviera en un subibaja emocional?

No es solo lo que sucede en la escuela o en casa lo que te puede afectar las emociones. Esas cosas pueden estar perfectas y aun así no nos sentimos bien. Esto se debe a que las hormonas están cambiando constantemente durante todo nuestro ciclo, y estas impactan en la manera en que nos sentimos.

Imagina que las hormonas son personas (hay un montón de ellas, estrógeno, testosterona y progesterona, como para mencionar algunas). Ahora imagínalas sentadas en los extremos opuestos de un subibaja. A veces se encuentra el equilibrio fácilmente. Otras veces cuesta más. Ahora imagínate a Estrógeno saltando del subibaja, lanzando a otros por el aire, llevándose con ellos esa sensación de bienestar de la que venías disfrutando. 

Por supuesto, siendo imprevisibles , las hormonas no solo afectan cómo te sientes, también inciden en nuestro apetito, en cuánta energía tenemos, en los niveles de concentración e incluso sobre la fuerza de tu cuerpo. Por eso, es totalmente normal que sucedan todos estos cambios durante todo tu ciclo, ya que las hormonas van y vienen.

3000x1200_Article 2_Secondary image_Week 1 (days 1-7).png

Semana 1 (día 1 al 7)

¡Hola, período! En el día 1 nuestros niveles de estrógeno están en lo más bajo, por eso no te sorprendas si no tienes energía. Es posible que tengas cólicos menstruales en los primeros días del sangrado, o que te sientas un poco cansada, dolorida o irritable. Ah, y podrías sentir tus lolas súper pesadas y/o sensibles.

Con el correr de los días, tu nivel de estrógeno subirá, lo que te hará estar más enfocada y precisa, eso es una buena noticia si tienes que hacer algo importante.

Recuerda que esta semana debes ir con la corriente, , cuando estés cansada, descansa. Cuando tengas apetito, come. Y, cuando quieras compartir algo, habla. Puede sonar como algo muy simple, pero estas son las cosas que a menudo solemos olvidar. Es importante recordar que nuestro cuerpo tiene efecto sobre nuestra mente, y viceversa.


GIF de dos chicas saltando en una cama y divirtiéndose - Libresse

Semana 2 (día 8 al 14)

¿Te sientes llena de vida? Agradécelo a tus niveles de estrógeno y progesterona que están subiendo. Ahora terminó el sangrado (la menstruación puede durar entre 3 a 8 días[1]) y tus niveles de estrógeno y testosterona continúan subiendo. Seguramente estás llena de energía.

Tu libido (también conocida como deseo sexual) puede haber aumentado. Lo que puede significar que la persona que se sienta enfrente de ti en la clase, y que nunca antes habías mirado, de repente, ahora te parece seductor.

Si venías diciendo que no puedes hacer algo, quizás este sea el momento en que sientes que sí puedes hacerlo realmente. Pero tranquila, esa hiperactividad hormonal extra puede aumentar tu ansiedad así que rodéate de gente en quien confíes, deja la cafeína (nada de bebidas energéticas) y prueba alguna actividad física tranquila (natación, yoga, etc) para mantenerte controlada.

3000x1200_Article 2_image 3_Week 3 (days 15-21).png

Semana 3 (día 15 al 21)

Amedida que bajan tus niveles de estrógeno podrías sentirte un poco decaída y esto, sumado al aumento de la progesterona que te consume la energía, es la excusa ideal para vegetar y estar tirada en la cama.

Hacia el final de la semana, tus niveles hormonales suben y se estabilizan, causándote una sensación de calma y bienestar. En síntesis, el subibaja se equilibra nuevamente.

La ovulación es el gran evento de esta semana, lo quesignifica que tienes muchas probabilidades de quedar embarazada si tienes sexo sin protección. 


Semana 4 (día 22 a 28)

Para algunos es la semana del Síndrome Premenstrual (SPM) (Síndrome premenstrual), porque el estrógeno, la testosterona y la progesterona caen en picada y provocan un estado de ánimo más deprimido que lo habitual.

Debido a este cambio hormonal, tu estado de ánimo quizás esté inestable, no te sorprendas si de repente te irrita la forma en que come un amigo (aunque nunca antes te haya molestado) o si estás gritando porque perdiste el autobús por apenas un nanosegundo.

La caída repentina de estrógeno también podría interrumpir tu sueño (sí, esta hormona contiene serotonina que es la reguladora del sueño). Pero no te hagas problema.Eres humano y, como todo el mundo, tendrás tus altibajos y miles de momentos en el medio. A veces aislarse del mundo te puede hacer bien, así que toma un baño, mándale un mensaje a algún buen amigo o simplemente prepárate para una sobredosis de televisión. Eso debería volver a equilibrar tu humor. 

¿Y si sientes que algo no marcha bien?

  • Intentar charlar con alguien, ya sea cara a cara o por teléfono. Sabemos lo difícil que puede llegar a ser abrirse, pero los beneficios de compartir tus problemas con alguien en quien confías es el apoyo y la ayuda que recibirás. Te damos consejos para ser directa aquí.
  • Casi siempre tendrás el consuelo de que todo lo que estás experimentando es normal, desde los períodos irregulares (el estrés puede afectar a nuestro ciclo) hasta sentirse decaída.
  • Si realmente no sientes que las cosas que estás experimentando son “normales” (si tu decaimiento perdura durante semanas, si a menudo pierdes el control, o si tus cólicos mentruales son demasiado fuertes), no dudes en decírselo a alguien. Un amigo, un familiar, un profesor o una línea de ayuda son buenas opciones. Recuerda, siempre hay gente que puede ayudarte, nunca deberías tener que cargar con estas preocupaciones tú sola.

[Fuentes]

[1]http://www.arhp.org/Publications-and-Resources/Studies-and-Surveys/Menstruation-and-Menstrual-Suppression-Survey/fact-sheet

[2]https://www.nhs.uk/conditions/periods/

Sigue aprendiendo

Explora más

Compartir Tweet