Imagen de una mujer hablando con un médico sobre un fondo turquesa - Saba

Puede que hayas oído hablar del síndrome de shock tóxico Si es así, quizás sepas que está relacionado con el hecho de llevar tampones.

Es un trastorno grave y aunque es extremadamente improbable que lo contraigas, si usas tampones o planeas usarlos es muy importante que tengas todos los datos, para que sepas qué evitar y con qué tener cuidado.

Aún siendo un trastorno muy raro, el síndrome de shock tóxico o TSS es una enfermedad muy grave. Está provocada por una toxina producida por una bacteria que normalmente se encuentra en nuestro cuerpo. Si esta bacteria penetra en el cuerpo, puede tener consecuencias extremadamente importantes. Por eso la higiene es fundamental a la hora de usar tampones. Lávate siempre las manos antes de desenvolver o insertar un tampón y después también.

Las TSS siempre están asociadas al uso de tampones, pero pueden afectar a cualquier persona de cualquier edad. [1] Se considera que los jóvenes están particularmente en riesgo ya que puede que todavía no hayan desarrollado suficientes anticuerpos para combatir la toxina. Mientras que mujeres de todo el mundo usan tampones sin experimentar ningún problema de salud, se estima que la mitad de los casos de TSS se relacionan con la menstruacción, aunque la investigación aún no ha arrojado ninguna luz sobre las causas que relacionan los tampones y las TSS. En realidad los tampones no transportan la bacteria que produce las TSS, pero su uso se ha relacionado con un creciente riesgo de las mismas.

Mientras que las TSS pueden darse con el uso de tampones de cualquier absorción, el riesgo aumenta si usas tampones de gran absorción. [2] Por eso siempre debes elegir la menor absorción que se ajuste a tu flujo. Esto no reducirá el riesgo de TSS, pero también hará que quitar un tampón sea mucho menos incómodo. Así que en lugar de pensar “más vale prevenir que curar”, y optar por el tampón de mayor absorción, es mejor elegir el de menor y que más se ajuste a tu flujo.

No desenvuelvas el tampón hasta que no estés lista para usarlo. Después de lavarte las manos, desenvuelve un tampón limpio justo antes de usarlo, y no lo manosees o lo coloques sobre ninguna superficie antes de insertarlo. Si has tenido un tampón en el bolso durante un tiempo y el envoltorio se ha roto, tira el tampón. Si el envoltorio está rajado, el tampón podría haberse contaminado con bacterias y provocar infección.

Pero existen otras precauciones que podríamos tomar para reducir el riesgo de TSS. Usa tampones solo cuando sepas que tienes tu período, no cuando sospeches que estás a punto de empezar, y nunca para la descarga diaria. No insertes el tampón si te duele, y nunca insertes más de dos a la vez. Cambia de tampón de forma regular, preferiblemente cada cuatro horas. La máxima duración que deberías llevar un tampón es 8 horas.

Idealmente, por la noche usa una toalla femenina Saba cuando te vayas a la cama en lugar de un tampón, o si lo usas, ponte uno nuevo antes de acostarte, asegurándote de quitártelo 8 horas después como máximo. A ser posible, alterna los tampones con las toallas femeninas durante tu período. Y asegúrate siempre de quitarte el tampón al finalizar el período.

Es importante tener perspectiva de este asunto. Las TSS son extremadamente raras. No obstante, saber qué síntomas buscar es muy importante. Porque mientras que en algunos casos aislados, las TSS pueden ser fatales, si se diagnostica y se trata pronto, existe una alta probabilidad de recuperación. [3]

Los síntomas de las TSS pueden incluir una alta fiebre repentina, diarrea, vómitos, síntomas semejantes a los de la gripe, mareos, ojos, labios y lengua roja o con sarpullidos. [4] Las TSS empeoran muy rápidamente. Si tienes estos síntomas, deberías quitarte el tampón inmediatamente y buscar ayuda médica lo antes posible, explicándole a tu médico que estás menstruando. Casi todo el mundo se recupera totalmente con tratamiento.

Hechos clave sobre las TSS

Imagen de un insecto sobre un fondo rosa - Saba
1. La mitad de los casos afectan a las mujeres

El 50% provienen de infecciones por quemaduras, forúnculos y picaduras de insecto.

Imagen de un hombre, una mujer y un niño sobre un fondo rosa - Saba
2. El riesgo de contraer TSS aumenta con los tampones de mayor absorción

Siempre elige el de menor absorción para tu flujo.

Imagen de dos manos con una erupción sobre un fondo rosa - Saba
3. Síntomas comunes

Fiebre, vómitos, diarrea, erupción tipo quemadura de sol.

Sigue aprendiendo

Explora más