Imagen blanca con células de sangre roja sobre fondo rojo - Saba

Si tienes períodos muy abundantes, también conocido como "menorragia", es importante por tu salud y bienestar que sepas qué es lo que los está provocando.

Hace unos años, la menorragia era considerada normal, y algo que las mujeres tenían que soportar. Sin embargo, las investigaciones recientes, sugieren que el sangrado menstrual prolongado o muy abundante podría ser un signo de algún trastorno en el sangrado de base como la hemofilia [1].

La hemofilia es una enfermedad genética que básicamente hace que la sangre no se coagule de manera adecuada. Es mucho más común en los hombres, pero algunas chicas y mujeres tienen síntomas de hemofilia leve porque son portadoras del gen, aunque no hayan sido diagnosticadas.

Si tu sangrado dura más de siete días durante tu período, tienes coágulos grandes, o si tu período es tan abundante que tienes que cambiarte constantemente la toalla, entonces, es posible que tengas hemofilia. Pero recuerda que también existen otras posibles causas de menorragia, como por ejemplo los fibromas o un desequilibrio hormonal, por lo que es imprescindible que consultes a un médico.

Entre otros síntomas de hemofilia se incluye la tendencia a tener moretones, sangrado por nariz frecuente y prolongado y sangrado excesivo ante cortes, procedimientos odontológicos o cirugías. También podrás tener dolores severos durante tus períodos y una ovulación dolorosa (por ejemplo, dolor en el abdomen bajo cuando uno de tus ovarios libera un óvulo, alrededor del día 14 antes de menstruar). Si tienes alguno de estos síntomas, es importante que consultes a tu médico para averiguar si tienes hemofilia u otro trastorno en el sangrado.

Lo más importante es no entrar en pánico. Tener hemofilia no significa que no puedas hacer una vida normal o seguir haciendo las cosas que más te gustan. Pero es fundamental contar con cuidados médicos, ya que puede haber serias consecuencias que afectan la salud si tu afección no se trata. Un trastorno en el sangrado no diagnosticado puede derivar en anemia (falta de hierro) causada a raíz de la pérdida de sangre durante la menstruación. También puede causar problemas durante los procedimientos médicos y odontológicos. Así que no pierdas el tiempo, averigua bien lo que sucede. Con un diagnóstico concreto y apoyo podrás volver a vivir tu vida sin problemas. Por lo tanto, si tienes alguna duda, hazte un control médico.

¿Sabías que...?

30%
las mujeres en edad reproductiva sufren de períodos muy abundantes [2]
50%
las mujeres con períodos muy abundantes tienen trastorno en el sangrado [3]
2 de cada 3
mujeres con menorragia desarrollan anemia [4]

Sigue aprendiendo

Explora más