Imagen de una madre y su hija en el sofá abrazadas y sonriendo - Saba

La primera menstruación de una chica es un hecho muy significativo en la pubertad. Por eso, como madre o padre, querrás tener la seguridad de que tu hija está plenamente preparada. Aquí podrás saber cómo hablar con ella sobre el tema, desde el color de la sangre hasta cómo colocarse un tampón por primera vez.

Dale importancia a la menstruación

La primera menstruación es un tema importante, pero las chicas no deben verlo como algo espantoso o malo. Hoy en día, no hay lugar para los estigmas alrededor de la menstruación, pero lamentablemente aún existen. Sabemos que casi la mitad de las chicas de entre 14 y 21 años han sentido vergüenza debido a sus períodos.  Esto puede deberse a muchas cosas, entre las que se incluyen la crianza, la cultura y la superstición. 
 
Por supuesto que la educación empieza por casa, por lo que si sos mamá, papá o una niñera, es una buena idea comenzar a hablar del período con anticipación. De esa forma, le estás dando a tu hija una gran oportunidad de que entienda que su ciclo mensual es algo positivo y que no es un tabú, sino algo natural y normal de la vida. 
 
En general, los períodos comienzan un par de años después de la pubertad (la edad promedio para que una niña comience a menstruar es a los 12 años). Hemos escrito un artículo sobre cómo preparar a tu hija para la pubertad aquí. Si sentís que tu hija está mostrando las primeras señales de la pubertad y aún no has tenido una conversación en profundidad sobre el período, es un momento razonable para comenzar. Decí las cosas de manera directa, hablando de temas comunes, como "Cuando empiece tu período tal vez tengas un poco de dolor de panza", y dejá que la conversación fluya a partir de ahí.

Manejá información precisa

Tener información es importante, pero recordá que la mayoría de las chicas no piden una clase de ciencias, ni quieren conocer los detalle del tejido que recubre el útero; para eso ya tienen los libros de biología.
 
Tu hija seguramente ya está bastante informada, pero como no podés leer su mente, solo al conversar con ella podrás saber con qué temas necesita un poco más de ayuda. 
 
Explorar los temas juntas, desde cuánto podría sangrar hasta los cambios hormonales que pueden afectar su humor y su energía, la ayudará a no preocuparse tanto por lo que vendrá. Y si ella se anima a hacer preguntas, contestáselas todas de la manera más completa y abierta que puedas (e incluso averiguá algo si no lo sabés). 
 
Tenemos un muy buen artículo sobre las hormonas y el ciclo mensual aquí que ayudará a tu hija a entender lo que está sucediendo en su cuerpo, y cómo esto puede afectar su conducta y su humor. Si necesitás refrescar algunos temas, vale la pena darle una miradita.
Imagen de un padre y su hija sentados en el sofá - Saba

Hablar en familia

Un estudio reciente demostró que casi tres cuartas partes de las mujeres de entre 14 y 21 años aún tienen vergüenza de comprar productos sanitarios. Tal como lo mencionamos al principio de este artículo, la educación y la conversación ayudarán a que tu hija se pregunte por qué aún existe tanta vergüenza o estigma alrededor de la menstruación. La estarás ayudando a sentirse empoderada durante su período (lo que, durante el promedio de vida de una mujer, representa aproximadamente 8,2 años en total).

Los varones no sangran una vez por mes, pero eso no significa que la menstruación sea un tema exclusivo de las mujeres. Si tenés hijos varones, hablá del tema con ellos. Y si estás leyendo esto y sos padre, podés demostrarle apoyo a tu hija al asegurarte de que siempre surja un espacio para conversar sobre el tema de los períodos y de que siempre haya un estante en el baño para los productos sanitarios. 

La primera menstruación siempre puede hacer surgir todo tipo de preguntas incómodas.

Tu hija quizás ya comenzó su período, o podrás tener la sensación de que ya le está por venir. A continuación se incluyen algunas preocupaciones comunes que tu hija podría tener, con respuestas que te ayudarán a apoyarla y tranquilizarla. 

A mi hija le preocupa que la sangre de su período tiene un color extraño

Tu hija quizás ya comenzó su período, o podrás tener la sensación de que ya le está por venir. A continuación se incluyen algunas preocupaciones comunes que tu hija podría tener, con respuestas que te ayudarán a apoyarla y tranquilizarla. 

A ella le preocupa oler mal cuando está menstruando

Explicale a tu hija que así como el color de la sangre menstrual varía, el olor de la vagina también. Un día puede ser dulce y con olor a humedad y otro día, tener un olor levemente metálico. Sin embargo, una vagina nunca huele a suavizante de ropa, así que recomendale a tu hija que no use fragancias o desodorantes fuertes, ya que estos pueden alterar el equilibrio del pH. 

Tiene miedo de mancharse

Ropa interior manchada, manchas de sangre en la parte de atrás de la pollera o el pantalón, charcos en las sillas... todos hemos escuchado esas historias de terror. Mancharse es una gran preocupación para las chicas que recién comienzan a menstruar, pero por suerte, el sangrado realmente abundante no es tan común como se puede imaginar tu hija.

Dale toallas femeninas o tampones adecuados para distintas intensidades de sangrado; de esa forma, estará bien preparada para todos los días. Además, asegurale que todo el mundo tiene accidentes, y que si se mancha y no está contigo, debe decirle a alguien en quien confíe para que la pueda ayudar.

Mi hija me preguntó: "¿Puede una chica quedar embarazada con su primera menstruación?"

 
Tratá de no asustarte. El hecho de que pregunte no quiere decir que ya esté manteniendo relaciones sexuales. Por el contrario, ella es curiosa y confía en vos como la persona que le dará la respuesta más sincera. Explicale que la primera menstruación indica que una chica ya está en condiciones físicas de tener un bebé. Por supuesto que es muy raro que alguien conciba mientras está en su fase de sangrado, porque la ovulación suele ocurrir en la mitad del ciclo. Pero no es imposible. 
Imagen de una chica en una pileta de natación - Saba

A ella le encanta nadar y quiere probar un tampón por primera vez, pero recién comienza su período. ¿Cómo puedo ayudarla?

Parece que tu hija está muy interesada en probar los tampones, por lo que alentarla es fundamental. Si ella intenta y no le sale bien, decile que generalmente se necesitan unos cuantos intentos. Pregúntale qué es lo que le resulta difícil. Podría ser su posición. En ese caso, sugerile que intente colocarse el tampón desde otro ángulo.

¿Qué pasa con los períodos siguientes al primero?

A tu hija le llevará un tiempo entender cómo se siente cuando está en su período, cuán abundante o ligero será su sangrado, y qué productos prefiere usar. Lo mejor que podés hacer es seguir hablando del tema. En realidad, cuando tu hija comience a menstruar, no deben dejar de hablar del período.

Tranquilizar, tranquilizar y tranquilizar un poco más

Como todas las chicas, tu hija es única, y su experiencia con los períodos también será única. Reforzá esta idea diciéndole que cualquier cosa que le pasa puede ser diferente de lo que sucede con sus amigas, pero eso no significa que no sea normal.

[Fuentes]

[1]https://plan-uk.org/blogs/five-things-you-can-do-to-end-period-povertyincluye estadísticas de un estudio de 1000 chicas realizado por el Departamento de Salud

[2]https://plan-uk.org/blogs/five-things-you-can-do-to-end-period-poverty

[3]https://plan-uk.org/blogs/five-reasons-we-need-to-talk-about-periods

Seguí aprendiendo

Explorá más