Imagen de una mujer depilándose las piernas en la bañera - Saba

Aproximadamente a la edad en que empezás a menstruar, tu cuerpo experimenta una gran cantidad de cambios. En conjunto, estos cambios se conocen como pubertad.

Entre las señales de la pubertad en las niñas debemos mencionar el crecimiento de los senos y del vello púbico, el aumento de la estatura, el ensanchamiento de las caderas y la aparición del flujo vaginal antes de que comiencen a tener el período. Pero posiblemente no todo ocurra al mismo tiempo. Eso es porque la pubertad es diferente en cada persona.

La pubertad básicamente significa que tu cuerpo está en el proceso de cambiar de niña a mujer. Normalmente comienza entre los 10 y los 16 años, para las chicas, si bien en algunas puede comenzar antes. Las chicas generalmente maduran un par de años antes que los varones. Esto no quiere decir que una mañana vas a despertar viéndote y sintiéndote totalmente diferente; tu cuerpo gradualmente tendrá un aspecto nuevo y, a la vez, desconocido. Algunas veces los cambios son rápidos, a veces lentos.

Para muchas chicas, la primera señal de que alcanzan la pubertad son sus senos abultados y sensibles, incluso dolorosos. Hasta podés sentir como si tuvieras una pequeña arveja detrás de tu pezón. Usar un corpiño del tamaño adecuado puede aliviar un poco esta incomodidad, e incluso sirve para evitar pasar vergüenza cuando los pezones se ven a través de la ropa o los senos se bambolean al caminar.

Otro cambio importante es el crecimiento del vello en las axilas, alrededor de los genitales y en tus brazos y piernas. Si estás acomplejada por el vello de tus axilas o tus piernas, probá algún método para eliminar el vello que vendan en la farmacia de tu barrio, como por ejemplo una crema depilatoria. Sin embargo, asegurate de hablar de este tema primero con tu mamá, tía o hermana mayor y recordá leer siempre las instrucciones.

Aunque no comiences a tener tus períodos de inmediato, es probable que tengas un flujo vaginal blanco. Eso indica que tu primera menstruación pronto llegará. También es muy común que en esta etapa tengas síntomas como el síndrome premenstrual (SPM) y calambres. Tu primera menstruación, cuando venga, podría ser ligera o apenas un "manchado". Asegúrate de tener siempre toallas femeninas a mano, para estar preparada.

Uno de los cambios físicos más desagradables durante la pubertad es la piel y el cabello grasos. Las glándulas de tu cara y del cuero cabelludo comienzan a producir sebo, y eso puedo implicar que te salgan granos. Esto no durará para siempre, pero si tus granos están fuera de control, consultá a un farmacéutico acerca de cuáles son los mejores tratamientos. Elegí un champú especial para cabello graso. Así, no solo se verá mejor tu cabello, sino que también dejarás de pasar más oleosidad a tu cara.

Tus glándulas sudoríparas también funcionan más durante la pubertad, por lo que transpirarás más y con un olor más fuerte. Lavate bien todos los días, usá desodorante y ponete ropa limpia. Lo mismo se aplica para tus genitales, especialmente una vez que comiences a tener flujo vaginal y períodos. Intentá lavarte esa zona dos veces al día.

Todos estos cambios y las hormonas que los causan te pueden hacer sentir de mal humor y acomplejada, especialmente si tu familia y amigos hacen comentarios. Pediles de manera tranquila que no se metan y deberían entender el mensaje.

Seguí aprendiendo

Explorá más