La mayoría de los períodos de la mujer pueden llegar a ser irregulares de vez en cuando: incluso puede ocurrir que algún mes no te venga. Generalmente, no es nada malo. Tal vez se deba simplemente a estar en un nuevo entorno, a cambiar a una nueva escuela, hacer nuevos amigos, estar ansiosa por salir de vacaciones o por sentirse un poco triste, problemas de amor o lo que sea.